16/02/2017



Fuerte lobby de productores en EE.UU. para que no ingresen limones de la Argentina

Empresarios de California pidieron a la Casa Blanca que siga la prohibición. En marzo debe revisarse.
Por Natasha Niebieskikwiat

El camino de la Argentina para destrabar la suspensión de la entrada de los limones a los Estados Unidos que impuso la administración de Donald Trump tres días después de asumir se vuelve a poner áspero por el fuerte lobby de los productores de cítricos de California y Arizona. Mientras que el gobierno de Mauricio Macri y los productores tucumanos están esperando que esta cuestión se destrabe, los estadounidenses están operando en sentido contrario. Lo hacen a todo vapor en Washington no sólo en el corazón del Departamento de Agricultura de ese país sino también en la propia Casa Blanca, adonde se contactaron con la oficina del propio vicepresidente Michael Pence.

Este jueves en Bonn (Alemania) la canciller Susana Malcorra y el secretario de Estado de Donald Trump comenzarán a delinear los detalles de una bilateral entre los dos presidentes. Pero la traba a los limones argentinos rozará la reunión como uno de los fantasmas, donde deberían estar jugando fuerte las áreas de comercio y agricultura.

Con su buen entendimiento con el gobierno de Barack Obama, Macri mismo se había cargado en persona la negociación para convencer al anterior Ejecutivo demócrata de una gestión para destrabar la prohibición para los limones argentinos que había logrado imponer el lobby californiano unos 15 años atrás. En ese tren, sobre octubre pasado el ministro de Producción, Francisco Cabrera, y el gobierno de Juan Manzur en Tucumán –provincia que convierte a la Argentina en el principal productor y exportador mundial del cítrico- anunciaba el fin de la restricción. Y en diciembre pasado se anunció el acuerdo final que vino a frenar Trump, y cuyo final se sabrá en marzo próximo.

Con el acuerdo entre las administraciones de Obama y Macri de diciembre, los limoneros estadounidenses encendieron sus alarmas. Para enero aplaudían a Trump. “El presidente (Trump) hizo campaña sobre una plataforma para proteger a las industrias estadounidenses de los paquetes comerciales que crean vulnerabilidades innecesarias para la producción doméstica, los negocios y los trabajos. El cambio que hizo en relación a los limones argentinos es una clara señal de que intenta mantener sus promesas de campaña”, dijo en un comunicado el presidente de la llamada Mutual del Cítrico de California (la CCM), Joel Nelsen, quien decidió no responder a una serie de preguntas efectuadas por Clarín. “Mientras la CCM puede disentir con la posición del Presidente (Trump) sobre otras negociaciones desde la perspectiva de que acuerdos como el de Asociación Traspacífico, sí beneficiaría a los productores de cítricos, apoyamos los esfuerzos de la administración (estadounidense) para proteger las industrias domésticas”. agregó.

A principios de febrero, Nelsen le mandó una carta a miembros del gobierno de Trump, incluyendo una al vicepresidente Pence –que sobre el fin de semana llamó a Macri y le habló del G20- para pedirles que se mantenga el retraso de aplicación del acuerdo de Obama a favor de la entrada de los limones argentinos. Lo acompañaron los lobistas de Arizona, que hace 15 años también trabajaron para imponer la prohibición al cítrico argentino argumentando el hallazgo de pestes y enfermedades.

“Debemos esperar los 60 días de la disposición firmada por Estados Unidos. Técnicamente Argentina cumplió y cumple con estándares sanitarios exigidos a nivel internacional.”, señalaron a Clarín en el equipo del ministro Ricardo Buryaile. En Tucumán entre tanto, afirman que tampoco hay razones para que persista la prohibición. Si el gobierno de Trump no habilita la entrada sería una decisión más política que técnica porque el país ya pasó las trabas fitosanitarias. La Argentina estaría en condiciones de recurrir a la OMC, señalan los que están cerca de estas negociaciones. Los tucumanos a su vez dicen que quieren entrar a EEUU más por lo que implica en términos de marca (unos U$S 20 millones anuales) que por el volumen que les representaría dentro de sus exportaciones de U$S 817 millones al año.

Los limoneros de California y Arizona producen unas 497,35 toneladas por U$S 647 millones, Y los que dominante el mercado de las importaciones en EEUU son los limones de Mexico y Chile con 46,37 toneladas.



volver
iEco/Clarín